La difícil relación entre padres e hijos

Todos los modelos de psicoterapia coinciden en que la personalidad de las personas, con sus aspectos más beneficiosos y más perjudiciales, tiene su origen en la relación con nuestros padres.

Por eso cuando una persona presenta síntomas como depresión, ansiedad, adicciones y acude a un psicólogo, en algún momento de la terapia solemos profundizar en la relación entre padres e hijos.

Pero no es necesario tener cuadros clínicos tan graves y sí tener sensación de insatisfacción o frustración con bastante frecuencia.

En este tipo de sensaciones me quiero centrar hoy, y os invito a que reflexionaseis sobre las relaciones con vuestros padres.

Las dificultades de los hijos hacia los padres se pueden englobar en cuatro posibles categorías:

 

1. ¡Mis padres no me comprenden!

Esta es una situación por la que prácticamente todos pasamos en algún momento de nuestra vida.

Generalmente ocurre durante la adolescencia, época de tránsito del mundo infantil al mundo adulto, donde uno tiene que encontrar su lugar entre sus iguales; y a veces esto se consigue rebelándose ante las normas de los padres.

Cuando esta vivencia se prolonga más allá de la adolescencia supone una dosis importante de frustración y malestar en la relación con nuestros padres, donde el hijo/a-adulto/a se siente infravalorado por los padres.

 

2. A mis padres nunca les he importado

Esta situación se da en personas que se sienten abandonados por alguno de los padres. Esta vivencia es frecuente en:

  • Hijos adoptados
  • Hijos donde alguno de los padres por algún motivo (separación, motivos laborales o problemas de salud) apenas ha tenido contacto o relación con éstos
  • Hijos que han sufrido algún tipo de maltrato o abuso por parte de alguno de los padres.

Todos los esfuerzos del hijo/a están dirigidos a convertirse en personas lo más diferentes posibles a estos padres “ausentes”

 

3. Intento de complacer a los padres

Si en las situaciones 1. Y 2. el hijo/a tiene conciencia de la rabia, frustración, impotencia o dolor en relación a los padres. Hay muchas situaciones donde el hijo no es consciente de ningún malestar hacia los padres, como suele ocurrir en este caso.

Un hijo dedica la mayor parte de su tiempo a cumplir las expectativas o las necesidades de los padres, siendo hijos complacientes, responsables y serviciales. Algunos ejemplos aclaratorios:

-El hijo que su comportamiento se basa más en lo que esperan los padres de él, más que en lo que realmente desea él. Por ejemplo: estudiar una carrera determinada por ayudar económicamente a la familia o por mantener un estatus social, más que porque realmente lo desea.

-El hijo que tiene una fuerte dependencia emocional hacia los padres, de tal manera que aunque adulto, necesita tener una relación muy estrecha con ellos. Por ejemplo en estos casos aunque el hijo/a este casado, la prioridad son sus padres.

 

 4. Competencia por Status

Son aquellos hijos que sienten que sus padres, o alguno de los dos, tienen más carencias que virtudes.

Por ejemplo su opinión tiene poca relevancia en casa. El hijo/a, al igual que en el anterior caso no es consciente de ningún malestar hacia el padre, pero todo lo que consigue en la vida (trabajo, familia) siente que es de más calidad que lo que ha obtenido el progenitor.

En el caso contrario. El progenitor es una persona de éxito a nivel social, económico o profesional. El hijo siente que haga lo que haga nunca va a estar a la altura de su progenitor.

 

Muchos de vosotros al leer esto podéis encontrar características de todas las categorías, no obstante probablemente habrá una tenga más relevancia que las otras.

¿Hay hijos que no tienen ninguna dificultad con los padres? Muy difícil pero siempre hay excepciones…

En otras entradas de mi blog te explico que hacer para mejorar la relación con los padres.

Si te ha gustado mi post, déjame un comentario y compártelo con tus amigos en redes sociales. Si quieres recibir las próximas actualizaciones de mi blog, suscríbete a mi lista de correo.

About the author

Oscar Guinea (http://oscarguinea.com/) - Psicólogo especializado en adicciones, experto en terapia familiar y Constelaciones familiares. Desarrollo mi trabajo en mi consulta en Alicante conjunto con las tareas fascinantes de ser padre y blogger.

Similar Posts

Leave a reply

Acepto la Política de Privacidad *

required*

Condición legal formulario