La persona que acude a tratamiento arrastra un sufrimiento desde hace tiempo que cada vez se le hace más pesado.

Para mí lo importante es centrarme en ese sufrimiento que es personal y único. Un sufrimiento que tiene un componente biológico, un componente psicólogico y un componente relacionado con los vínculos con los familiares de primer rango.

Tanto los problemas o abuso con las drogas, los trastornos mentales, aunque tienen peculiaridades, tienen en común dicho sufrimiento.