Los trastornos mentales severos incluyen problemas como las esquizofrenias, trastornos bipolares o trastornos de personalidad.

Son aquellos problemas donde el abordaje de psicofármacos es esencial, al menos en el momento que aparece el cuadro de síntomas que caracterizan a este problema.

Afecta a áreas laborales, personales y familiares. La terapia ayuda a la persona a comprender su problema así como estrategias para vencer las dificultades que este tipo de problemas provoca.

Por mi manera de trabajar para mi es fundamental el trabajo en equipo, donde haya coordinación entre psiquiatra, psicólogo y otros recursos (Centros de día, asociaciones o centros de salud).