El narcisismo de cloaca

El narcisismo es un término fácilmente identificable para cualquier persona, no se necesita una formación específica para conocer su significado. El padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, fue la primera persona que acuño el término basado en el mito griego. El narcisismo nos sugiere posturas de superioridad, vanidad, soberbia o engreimiento, donde la persona se considera mejor que el otro. Desde hace unos años estoy realizando una formación, cuando un día escuche al director de la misma Juanjo Albert utilizar el término “narcisismo de cloaca” tome conciencia de una parte del narcisismo que no se suele tener en cuenta.

¿Qué es el “narcisismo de cloaca”?

Imagínate alguna de las siguientes situaciones. No te va a resultar difícil pues son muy comunes:

  • Un comportamiento tuyo ha tenido unas consecuencias desagradables e inesperadas para otra persona o para ti.
  • Un comportamiento de otra persona tiene unas consecuencias desagradables  e inesperadas para ti.
  • Te ocurre una desgracia de la que, aparentemente, no hay ningún responsable.
  • A un ser querido tuyo le sucede algo muy desagradable.

Muy probablemente estas situaciones te han podido provocar:

  • Sentimientos de culpa. Algunas manifestaciones frecuentes son pensamientos repetitivos relacionado con porqué hiciste algo de lo que te arrepientes o lo que deberías haber hecho que no hiciste.
  • Autodesprecio. Despreciar algunos aspectos de nuestra forma de ser.
  • Victimismo. Algunos ejemplos: “¿Porqué ha tenido que pasarme a mi?”,”Algunos nacen con estrella y otros estrellados. Yo soy de los estrellados”,”!Qué mala suerte tengo”.
  • Autocompasión. “Soy buena persona, no merezco lo que me pasa”
  • Desesperación. “!Lo intento pero nunca me sale como yo espero”
  •  Marginación. “La gente no me entiende. Soy un bicho raro”

Cuando alguna de estas manifestaciones se dan con frecuencia en tu día a día probablemente estás sufriendo de “narcisismo de cloaca”. Si en el narcisismo convencional se considera que se tienen cualidades que la mayoría de personas no poseen (belleza, dinero, inteligencia, cualidades éticas o morales), en el “narcisismo de cloaca” se tienen cualidades que a nadie le gustaría tener.  En el primero la persona  se considera deseado,  en el segundo indeseada. En el primero la persona siente que el mundo gira alrededor de él y el segundo que le da la espalda. Los dos están enganchados a una imagen de sí mismos poco realista: sobrevalorada en el primero  e infravalorada en el segundo.

Utilidades del “narcisismo de cloaca”

1.     Permiso para evadirme de la realidad cuando esta no es satisfactoria

Esto se da con frecuencia en los problemas de adicciones. La persona no está satisfecha con su vida y no tiene estrategias para cambiarla, el consumo de sustancias es una manera de evadirse de todo esto. El “narcisismo de cloaca” justifica el consumo. Por ejemplo mediante los mecanismos de la:

  • Marginación. “Las personas que nunca han consumido drogas no pueden entender que una persona se enganche a una sustancia” “La gente nunca va a aceptarme si se enteran que soy un ex consumidor”
  • Autocompasión. “Mi problema con las drogas es una enfermedad”
  • Descalificación. “Soy un yonqui de mierda”

 

 2.     Dependencia emocional

Se puede dar en algunos tipos de cuadros de ansiedad, donde el miedo a la soledad le lleva a crear una actitud de incapacidad de de ser autónomo y necesidad de que el otro se haga cargo de él/ella. Mediante mecanismos como:

  • Victimismo. “Qué desgraciado soy y que más se ha portado la vida conmigo”
  • Desesperación. “Vivir con esto es un calvario”

 

3.     Pasividad

Puede aparecer en algunos tipos de cuadros depresivos. Personas que no tienen motivación suficiente para cambiar una situación y justifican así una situación de “no cambio”

  • Sentimientos de culpa. Reacción ante pérdidas, ya sean de seres queridos (separaciones, muertes, etc) o de oportunidades perdidas (trabajos o relación con otras personas)
  • Autocompasión. “Los años que viví con él fueron los mejores de mi vida”
  • Descalificación. “Para que voy a intentarlo si no me va a salir

 

4.    Canalizar la hostilidad.

“La energía ni se crea ni se destruye sólo se transforma”.  Si algo o alguien nos produce rabia o enfado, hay dos posibles respuestas: se lo manifestamos al causante o nos aguantamos. Si se manifiesta al causante esa energía se ha liberado; cuando la aguantamos esta acaba dirigiéndose hacia nosotros mismos o hacía otros que no son los causantes.

  • Sentimientos de culpa. Cuando parte de esa rabia se descarga con personas que no la han provocado, por ejemplo estoy irascible por una conversación que he tenido con el jefe y lo descargo en el hijo.

 

  • Descalificación. “Soy un ser despreciable por hacer lo que hago”

La idea popular de “regodearse en la mierda” alude al “narcisismo de cloaca”. Utilizando el dicho popular de “estar mirándose el ombligo” da igual que tu ombligo sea el más bonito del mundo o el más feo. Al quedarte enganchado con tu ombligo te estás quedando estancado.

Si te ha gustado mi post, déjame un comentario y compártelo con tus amigos en redes sociales. Si quieres recibir las próximas actualizaciones de mi blog, suscríbete en mi lista de correos.

Foto cortesía de Jesus Alvarado

About the author

Oscar Guinea (http://oscarguinea.com/) - Psicólogo especializado en adicciones, experto en terapia familiar y Constelaciones familiares. Desarrollo mi trabajo en mi consulta en Alicante conjunto con las tareas fascinantes de ser padre y blogger.

Similar Posts

4 comments

Muy bueno Oscar. Un Saludo

Gracias por tu comentario Manuel!!

Real y sobrecogedor. Gran artículo. Creo que nadie lo puede leer y no sentirse identificado en alguna parte.

Muchas gracias Rafa!! Me alegro que te guste y te hayas sentido identificado!!

Leave a reply

Acepto la Política de Privacidad *

required*

Condición legal formulario