La cara “A” y la cara“B” de las personas

 

 

“Didn´t teach you anything al all?                            “No te enseñaron nada?

Something´s not better than nothing at all         Algo no tiene por qué ser  mejor que nada

B side ourselves                                                             Nuestra cara B

We´re beside ourselves                                               Estamos más cerca de nosotros mismos

B side ourselves”                                                           En la cara B de nosotros mismos”

 

“B side ourselves” de Siouxie and the Banshees

 

A mí me encanta la música.

Musicalmente soy “hijo de los 80” y en esa época estaba de moda  que los grupos sacasen “singles” donde había una cara “A” y una cara “B”.

La cara “A” contenía la canción comercial, con un estribillo pegadizo, utilizada para promocionar sus “LPs” y obtener el mayor número de escuchas. La cara “B” contenía la canción que era todo lo contrario a la de la cara “A”. En ellas se daba rienda suelta a la parte más introspectiva de la banda, donde la finalidad no era venderse sino explorar la creatividad sin barreras del grupo. Solían ser canciones más complejas que las de la cara “A”, más difíciles de escuchar, más oscuras.

Siempre que me compraba un single lo primero que hacía era escuchar la cara B. A veces la cara B era una autentica basura, pero de vez en cuando me llevaba una gratísima sorpresa.

Años después un amigo íntimo utilizó los términos cara “A” y cara “B” para describir mi comportamiento. La cara “A” aludía a mi parte más alegre, sociable y divertida. La cara “B” hacía referencia a mi tendencia al aislamiento que se encierra en sí mismo como si de una tortuga se tratara

¡Cuanto me cabreaba esta distinción¡

Una psicóloga que me ha acompañado en numerosas ocasiones durante diferentes formaciones afirma:

 “Hay una motivación inconsciente en la elección de psicólogos por parte de los pacientes. El paciente necesita encontrarse con un psicólogo que tenga o haya tenido un problema similar para sentirse comprendido. El psicólogo descubre aspectos de sí mismo incómodos o problemas emocionales no resueltos en la problemática del paciente”

Por este motivo no es casualidad que muchos de los pacientes que he tratado tienen en común el tener un conflicto entre lo que les gustaría ser – Conseguir los objetivos propuestos, relacionarse exitosamente con otras personas o la estabilidad emocional- y lo que les impide conseguir eso – los síntomas que manifiestan, pensamientos negativos y conductas autodestructivas-.

Estos pacientes me han ayudado a aceptar mi   cara A y la cara B de mi conducta.

 

¿En qué consiste la cara A y la cara B?

La cara A estaría relacionada con los ideales, con la imagen que nos gustaría que la gente que nos rodea tuviera de nosotros a la vez que es lo que le da un sentido a nuestra vida.

Hay 4 tipos de ideales diferentes*:

  • “Ser fuerte”: El ideal gira alrededor de ser autosuficiente y ocultar todo aquello que puedan suponer muestras de debilidad como pedir ayuda o expresar emociones como la tristeza, el miedo.
  • “Ser perfecto”: Hacer las cosas con meticulosidad, teniendo que destacar por encima de las de los demás. Todo lo que se hace es evaluado con severidad y sólo cuando cumple los estrictos criterios lo mostramos.
  • “Complace”: Este ideal está relacionado con principios éticos y religiosos relacionados con estar más pendiente de las necesidades de los que nos rodean que de las nuestras, de cumplir las expectativas depositadas en nosotros o de ser “buena persona”
  • “Esfuérzate”: Este es el ideal caracterizado por dar siempre el máximo en todo lo que hacemos. Bajo este ideal no existe hacer lo imprescindible, siempre hay de que dar el 100% en todo lo que se hace

La cara B está caracterizado por un comportamiento caracterizado por lo puramente emocional. La persona actúa sin importarle las consecuencias, buscando lo placentero y con tendencia a la impulsividad. Es la parte más natural e instintiva que recuerda al comportamiento de un niño. Incluye la parte espontánea, creativa, entusiasta a la vez que la parte más cruel y desconsiderada de nosotros mismos.

 

Conflicto entre cara A y cara B

Si todos tenemos una cara A y otra cara B, ¿Dónde está el problema?

Conflicto 1

En esta modalidad la cara A desea acaparar todo el protagonismo, catalogando todo lo que no forma parte de los ideales como desagradable, fuente de vergüenza y, consecuentemente, algo que nos hace sentirnos inferiores a otras personas motivo por el que tenemos que mantenerlo oculto. Para la cara A, la cara B es una fuente de limitaciones, motivo por el que su mayor desea sería deshacerse de ésta como si de ropa vieja y usada se tratara.

Conflicto 2

Cuando la cara B se impone a la cara A los comportamientos se caracterizan por no tener límites éticos o morales. El otro es un instrumento para conseguir sus fines, lo único que importa conseguir lo que uno desea, al momento, sin importarle las consecuencias

En ambos conflictos surgen muchos de los síntomas que llevan a una persona a ponerse en tratamiento: adicciones, agresividad descontrolada, trastornos de la conducta alimentaria, depresiones o ansiedad.

 

La sanación está en la integración

No es fácil integrar ambos aspectos. El paso imprescindible es la aceptación, la psicoterapia  ayuda a aceptar y eliminar el conflicto entre la cara A y la cara B.

Ambos aspectos  enriquecen nuestra experiencia,  cuando se complementan mutuamente nos permiten  fluir por el rio de la vida. El conflicto supone ir contracorriente, con todo el cansancio y agotamiento que eso supone.

 

Si te ha gustado mi post, déjame un comentario y compártelo con tus amigos en redes sociales. Si quieres recibir las próximas actualizaciones de mi blog, suscríbete en mi lista de correos.

 

Dedicado al Sotos, uno de los tipos más geniales que he conocido: “Tus dardos, aunque dolorosos, siempre dan en la diana”

* Son algunos de los impulsores descritos por Eric Berne

 

 

 

About the author

Oscar Guinea (http://oscarguinea.com/) - Psicólogo especializado en adicciones, experto en terapia familiar y Constelaciones familiares. Desarrollo mi trabajo en mi consulta en Alicante conjunto con las tareas fascinantes de ser padre y blogger.

Similar Posts

2 comments

juani ortega tercero / Responder

Soy de Hellín, y prima de tu madre, sobrina de la fortu ,bueno estoy pasando unos momentos y meses malos pues mi marido fallecio en febrero de la cruel enfermedad k tu y yo sabemos lo k se padece viendo el calvario y la lucha de los k la han padecido tenía 66 años y me parece cruel e injusto

Hola Juani. Gracias por leerme y dejar un comentario.
El cáncer en una enfermedad que es muy dura tanto para el que la padece como para las personas cercanas. Mi manera de honrar la muerte de mi madre, para que esta no fuera en balde, es tratar de disfrutar la vida al máximo, haciendo todo aquello que ella no pudo hacer.
Un abrazo

Leave a reply

Acepto la Política de Privacidad *

required*

Condición legal formulario