¿Cuánto dura la terapia?

La respuesta a esta pregunta depende de variables como la edad de la persona, el tiempo que lleva presentando el problema o las consecuencias que le ha acarreado el mismo. Hay problemas que se pueden solucionar con unas pocas sesiones y otras que pueden necesitar entre 6 meses y un año.

¿Cuál es la frecuencia de las sesiones?

Como antes, la respuesta a esta pregunta depende de variables como la edad de la persona, el tiempo que lleva presentando el problema o las consecuencias que le ha acarreado el mismo.

Mi recomendación son sesiones semanales y dependiendo de la evolución del caso, pasarla a quincenales. Por mi experiencia no aconsejaría períodos entre sesiones de más de tres semanas.

¿Cuál es la eficacia de la terapia?

Cuando hablamos de eficacia de una terapia tenemos que tener en cuenta que se trabaja con personas, que cada una tiene unas motivaciones y objetivos diferentes. Cuando empiezo a trabajar con una persona es muy importante fijar los objetivos. Esto es, que quiere conseguir la persona que se pone en tratamiento. En este punto es muy importante la sinceridad de dicha persona.

A veces uno se pone en tratamiento porque motivaciones externas (por ejemplo presión familiar o problemas legales). Esto significa que pueda que no coincida lo que espera la familia con lo que espera la persona que se pone en tratamiento. Esto es muy claro en el tratamiento de adicciones donde la familia quiere que abandone el hábito adictivo y la persona no.

Cuanto mayor es la motivación interna de la persona que se pone en tratamiento mayor es la eficacia. Teniendo en cuenta esto, si no has obtenido ningún cambio en 4 sesiones significa que mi terapia no te sirve. En este caso te derivaría a otro profesional.

¿La terapia sin medicación es suficiente para resolver mi problema?

La respuesta a esta pregunta depende de variables como la edad de la persona, el tiempo que lleva presentando el problema o las consecuencias que le ha acarreado el mismo. Generalmente después de la primera sesión tengo información suficiente para valorar si la medicación puede facilitar la solución de tu problema o no. Independientemente la decisión de tomar o no medicación, va a depender en último término de ti.

Por lo que, ¿cuál es mi método de trabajo?

A la amplia variedad de técnicas que he ido adquiriendo a lo largo de los años, se tiene que unir a que trabajo con un equipo de psicólogos, psiquiatras, terapeutas familiares o socioterapeutas.

Aunque mi punto de partida siempre es la terapia individual, en ocasiones incluir otros abordajes (terapias grupales, terapia familiar o medicación) favorece una evolución más rápida del problema. Me reúno periódicamente con el equipo para comentar la evolución del caso cuando es necesario utilizar otros abordajes.

Aunque tengo mi propio equipo de profesionales, en mi práctica profesional he tenido que trabajar con recursos externos (Centros de salud, Unidades de Conductas adictivas, Proyecto Hombre, asociaciones, Unidades de deshabituación residencial, psicólogos y psiquiatras que han derivado pacientes a nuestro centro, etc).

Para mi es esencial la coordinación entre profesionales y si se diera el caso que la persona que solicita mis servicios está tratándose en alguno de los recurso comentados, me pondría en contacto con éstos.

¿Precio sesiones?

Mis tarifas son de 60 euros tanto la primera consulta como las sucesivas.

Soy consciente de que las condiciones sociales y económicas actuales del mundo en que vivimos afecta cada vez más a la salud de las personas que la conforman. Estamos sometidos a una serie de presiones que dejan a la persona en una posición de vulnerabilidad. Además los servicios públicos están saturados y no pueden dar cabida a todas las personas que solicitan sus servicios.

Por eso propongo sesiones con honorarios reducidos ajustados a las necesidades de cada persona, durante un período de tiempo determinado, para que la psicoterapia resulte más accesible a cualquier persona.