Los cuentos que me cuento

Sobre los cuentos en general

La finalidad de los cuentos, da igual el género, es la de tratar de explicar la realidad que nos rodea así como la complejidad que caracteriza las relaciones entre las personas.

 No existe una realidad única y absoluta, por eso detrás de cada cuento hay un autor con unos valores éticos y/o religiosos diferentes, estos valores conformarán la realidad que nos transmite el autor en cuestión.

 

Sobre “Los cuentos que nos contamos”

Cada persona tiene una manera única y peculiar de entender y relacionarse con el mundo que le rodea, que conformarán su realidad particular. Esta manera de entender y relacionarse con su entorno  está determinada por las experiencias infantiles y por los valores que nos han transmitido los padres o las personas que han hecho la función protectora y de cuidado cuando éramos niños indefensos y desvalidos. De tal manera que cada persona, de manera inconsciente, elabora sus propios cuentos que van dirigidos a confirmar nuestra realidad.

Cuando se es niño, la visión del mundo es muy limitada. Elaboramos creencias y teorías de como relacionarse con las personas y del mundo que nos rodea porque son necesarias para sobrevivir.

El niño que para acaparar la atención de sus padres actuaba de manera obediente y complaciente, se relacionará con los demás de manera obediente y complaciente. La forma en que se desarrollara su personalidad tendrá en la obediencia un pilar muy importante.

Algunos cuentos que se contará pueden ser: “Anteponer mis necesidades a las del otro es ser egoísta”, “La gente no me quiere por lo que soy, sino por lo que hago por ellos”. A medida que las personas van creciendo, las necesidades de las personas van cambiando y consecuentemente estos cuentos se quedan desfasados.

¡Cómo cuando siendo adultos vemos una película que nos ha encantado en nuestra infancia, y nos decepciona sobre manera¡

El problema es que como los cuentos que nos contamos son inconscientes, en muchas ocasiones ni siquiera nos planteamos desecharlos. Esto significa que funcionamos con pautas de comportamiento viejas y obsoletas.

 

La angustia existencial

Muchas veces por diferentes vivencias que nos ocurren a lo largo de la vida (muertes de seres queridos, rupturas de parejas, cambio de trabajo,etc) nos confrontan directamente con estos cuentos.

Estas situaciones provocan la aparición de la angustia existencial. La angustia existencial no es lo mismo que la ansiedad. La angustia existencial es imprescindible para evolucionar como personas, nos permite darnos cuenta de nuestras auténticas necesidades. Unas necesidades que tienden a permanecer ocultas.

Atravesar esta angustia existencial es un profundo acto de valentía, pues la persona se tiene que enfrentar a situaciones temidas y evitadas desde hace años.

Según Irvin Yalom estas situaciones temidas están relacionadas con:

1)La muerte inevitable de cada uno de nosotros y de los seres queridos

2) La libertad de construir nuestras vidas como queremos

3) Nuestra extrema soledad

4) La ausencia de sentido evidente de la vida

Cuando atravesamos esta angustia vital conseguimos la estabilidad y la sabiduría, lo que no lleva directamente a la felicidad. Cuando huimos de esta angustia vital aparecen los síntomas (ansiedad, depresión, adicciones, etc), cuya finalidad es alimentar esos viejos y desfasados cuentos.

 

Explorando “Los cuentos que me cuento”

A la hora de escribir este artículo trataba de recordar los “cuentos que con más frecuencia se cuenta la gente” para no atravesar la angustia vital…Pero me venían más fácilmente los “cuentos que me cuento yo” para no atravesar dicha angustia.

CUENTO QUE ME CUENTO PARA NO ENFRENTARME A LA ANGUSTIA DERIVADA DE LA LIBERTAD DE CONSTRUIR MI VIDA COMO QUIERO

Hora y media sentado delante del ordenador intentando escribir un artículo para mi blog del que no paso de la primera frase.

Durante la primera media hora navego por internet como una manera de posponer la tarea.

Si, ya lo sé. Los “bloggers profesionales” recomiendan apagar el router mientras se trabaja.

Lo acabo desconectando, pero mis habilidades para posponer tareas son múltiples, sin necesidad de levantarme del sillón, tales como ojear los libros de mi estudio o perderme en mis ensoñaciones.

Durante las últimas dos semanas mi propósito cuando me acuesto es escribir el artículo semanal correspondiente. Se activa mi archiconocida cantinela de “Tengo que escribir mi artículo semanal, debo cumplir mi compromiso de escribir un artículo a la semana”.

Comienza mi interior guerra total:

Por un lado el bando de la “exigencia”. Dirigido por el Capitán general   “debería” , el coronel “Tengo que”, el Capitán “estar a la altura”,  el teniente “ser más/menos que los demás” y el comandante “ culpa”

 El otro bando, “La rebeldía”. Encabezado por el Teniente general “A tomar por culo”, al que le siguen el teniente coronel “inseguridad”, el capitán “racionalización”,  el Alférez  “no me entero de nada” , el brigada “compulsión” y el alférez “nostalgia”

¡Pin¡

!Pan¡

!Pum¡

La lucha es a muerte.

¡Sólo puede quedar uno¡

Ambos bandos son muy poderosos con innumerables efectivos y aunque cada uno de ellos obtiene sus victorias parciales, no acaban de conseguir el ansiado y codiciado triunfo definitivo.

Aunque poderosos, necesitan sus momentos de tregua  donde cada uno de ellos se refugia en sus campamentos para descansar y reorganizar las estrategias de combate.

¡Por fin tengo un momento de descanso¡

Lástima que no dure todo lo que me gustaría.

 

 Punto y final

La psicoterapia ayuda a encontrar y desactivar esos “cuentos que me cuento” que impiden atravesar la angustia existencial.

Te invito a que descubras tus propios cuentos que te cuentas, que te impiden estar tranquilo y en armonía.

Si te ha gustado mi post, déjame un comentario y compártelo con tus amigos en redes sociales. Si quieres recibir las próximas actualizaciones de mi blog, suscríbete en mi lista de correos.

About the author

Oscar Guinea (http://oscarguinea.com/) - Psicólogo especializado en adicciones, experto en terapia familiar y Constelaciones familiares. Desarrollo mi trabajo en mi consulta en Alicante conjunto con las tareas fascinantes de ser padre y blogger.

Similar Posts

Leave a reply

Acepto la Política de Privacidad *

required*

Condición legal formulario