Sí, yo también tengo miedo

Estar acojonado. Entrar en pánico. Estar cagado. Estar en estado de alarma. Que te entre el canguelo…

Muchas maneras para referirse al “tengo miedo“, que es probablemente una de las emociones con las que estoy más familiarizado.

Podría escribir mi autobiografía en relación a lo diversos tipos de miedo que tengo y he tenido a lo largo de mi vida, pues en cada época clave siempre ha aparecido algún miedo. Un miedo paralizante que me ha hecho sentirme indefenso y frágil. Hablaré sobre uno de estos miedos unas líneas más abajo.

Para mí la psicoterapia es un proceso de aprendizaje mutuo, donde el terapeuta aprende del paciente y el paciente aprende del terapeuta.

Lo que quiero destacar en este momento es como muchas veces los pacientes que acuden a mi consulta, me plantean problemas y dificultades que tienen muchos puntos en común con la situación personal por la que estoy atravesando en ese momento.

Precisamente uno de los casos que estoy llevando ejemplifica perfectamente este proceso. El paciente en cuestión plantea un miedo a incorporarse a su trabajo. Como no podía ser de otra manera, cuando pensaba que había superado mi miedo, me vuelve a aparecer uno nuevo, que tiene muchos elementos en común con el que tiene mi paciente.

Tengo miedo, como yo lo abordo

Partiré del análisis de uno de los miedos que tengo para que entendáis como trabajo en mi consulta.   

1. VALIDAR EL MIEDO

Cuando una persona acude a mi consulta por algún tipo de miedo, a mi me da igual que sea un miedo “irracional o improbable” (Ej. Tengo miedo a salir de mi ciudad y que me pase algo) o un miedo “lógico y comprensible” (Ej. Tengo miedo a enfrentarme con mi jefe).

Para mi es fundamental ayudar a que la persona valore la importancia que tiene ese miedo para ella sin caer en la vergüenza o culpa.

Por encima de explicaciones en relación a la lógica o no de tenerlo, la persona sufre mucho con el; por eso lo que cuenta es lo que SIENTE la persona.

De que tengo miedo: Tengo un compromiso conmigo mismo de escribir una entrada a la semana en mi blog. Cada vez que me pongo a la tarea, me bloqueo y me cuesta mucho hacerlo.      

2. COMPRENDER

Soy una persona muy curiosa y pregunto mucho en relación al miedo:

  • ¿Cómo sientes corporalmente el miedo?
  • ¿Qué pensamientos se relacionan con él?
  • ¿Desde cuándo te pasa?
  • ¿Dónde te pasa?
  • ¿Con quién te pasa?

Son preguntas que suelo hacer para conseguir ponerme en el lugar de la persona y entender la fisiología del miedo.

De que tengo miedo: A mí me da miedo que la gente que lee mis entradas en el blog me juzgue. Que piensen que no tengo suficientes conocimientos sobre lo que hablo, que hay cosas en la red mejores que las mías o que lo que escribo es una simple gilipollez. Me pasa desde hace un par de semanas. Las sensaciones que tengo son bloquear la respiración, hormigueo en el estómago y distraerme con otras cosas.

3. MECANISMOS QUE LO SOSTIENEN

Para mí este aspecto es el aspecto clave del tratamiento, el que lleva más tiempo y por este motivo voy haré un pequeño inciso para que entendáis este aspecto.

Uno de los modelos en los que estoy formado es el ANALISIS TRANSACCIONAL.. Desde este modelo se plantea que en los primeros años de vida las personas desarrollamos “un plan de vida inconsciente, desarrollado bajo las pautas educativas de los padres y que va a condicionar nuestra forma de relacionarnos con el mundo cuando seamos adultos”. Eric Berne, el creador del AT, acuñó el término de guion de vida para referirse a este plan, porque es como si nuestra vida se rigiera por este guión para enfrentarnos a las diferentes situaciones que nos irán ocurriendo.

Si la función esencial del miedo es la supervivencia (entendiendo esta en el sentido de mantener nuestras funciones vitales para no morir), el guion de vida nos da pautas para relacionarnos con la vida, consecuentemente funciona como una guía inconsciente de supervivencia psicológica.

Este guion es necesario y útil, el problema surge cuando vamos creciendo, madurando como personas y nos seguimos relacionando con el mundo adulto desde estas premisas infantiles, sin actualizarlas.

Unas premisas que giran alrededor de ideas como: Las cosas siempre se pueden hacer mejor, no te esfuerzas lo suficiente, tienes que ser fuerte, tienes que agradar a la gente, etc. que acaban amargándonos la vida.

Los miedos que nos provocan insatisfacción, sufrimiento e inseguridades tienen la función de mantener este guión de vida. Por eso en mi forma de trabajar es tan importante encontrar estas premisas en las personas que acuden a mi consulta.

Las premisas de mi guion en referencia a mi miedo son:

  • “Hasta que no encuentro todo lo que hay en Internet sobre el miedo y su fisiología, no escribiré nada”
  • “¿Para qué voy a hacerlo si hay gente que lo hace mejor que yo y no voy a estar a la altura?”
  • “Estoy defraudando a mi hermano al no cumplir mi compromiso de hacer una entrada a la semana”

 4. ATENDER LAS NECESIDADES

Puesto sobre la mesa el guion de vida. El siguiente punto es descubrir los deseos y las necesidades que lo están bloqueando. Estos deseos son algo a lo que todas las personas tenemos derecho. Por ejemplo:

  • Derecho a tener o expresar los propios sentimientos y opiniones
  • Derecho a ser escuchado y tomado en serio
  • Derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones
  • Derecho a decir “NO” sin sentir culpa
  • Derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta de que también mi interlocutor tiene derecho a decir “no”

Tengo derecho a  mostrarme en el mundo virtual tal y como soy en el mundo profesional, informando al que lo desee sobre mí forma de entender la psicoterapia para que pueda llevar a cabo mi trabajo, un trabajo que me apasiona.

Entiendo que no soy el mejor hablando de estos temas, ¿Pero quién demonios lo es?.

5. ATRAVESANDO EL MIEDO

Este es el paso más fácil de todos: lanzarse a hacer lo que tanto tememos. Si hemos cumplido con los pasos anteriores habremos conseguido:

  • No anticipar las consecuencias de nuestros actos
  • Aceptar el grado de ansiedad propio de enfrentarse a una situación temida
  • ¡Lanzarnos!

¡Este post es mi ejemplo de esto!

La inspiración para escribir este post se la debo a R.C.D. ¡Muchas gracias por enseñarme tantas cosas!

¿Tienes o has tenido algún momento donde el “tengo miedo” no te haya dejado avanzar? Si es así escribe acerca de él en los comentarios. Porque ya sabes, el hecho de hablarlo ya supone un avance.

About the author

Oscar Guinea (http://oscarguinea.com/) - Psicólogo especializado en adicciones, experto en terapia familiar y Constelaciones familiares. Desarrollo mi trabajo en mi consulta en Alicante conjunto con las tareas fascinantes de ser padre y blogger.

Similar Posts

9 comments

Hola, me ha gustado mucho lo que he leido. Me gustaria dejar mi humilde opinión que se basa en lo que he ido aprendiendo durante el transcurso de mi vida. No soy profesional, por lo tanto puedo errar en mis conclusiones pero son las sensaciones que experimento cuando intento reflexionar sobre un tema tan importante como es el MIEDO.

Yo creo que para superar muchos de nuestros miedos, primero es necesario aceptar lo que uno és y sus posibilidades y no querer ser de una manera determinada o ser lo que los demás quieren que seas(o que nosotros creemos que ellos quieren que seamos). El problema aparece cuando por circunstancias externas a nosotros, las cuales no podemos controlar, influyen de manera determinada sobre nuestras vidas.¿Como podemos hacer frente a estas situaciones evitando que nos debiliten? En estas situaciones es cuando empieza nuestra lucha por salir adelante, pero en el intento podemos”fracasar” y es cuando empezamos a culpabilizarnos por no estar a la altura de las circunstancias. Pasamos de querer hacer las cosas a tener que hacer las cosas, pasamos del disfrute de hacer las cosas a la obligación de hacerlas de una manera determinada. La obligación crea tensión y en este sentido, cuando no conseguimos nuestros objetivos obtenemos un fracaso que fomentrá nuestra sensación de impotencia, frustración y miedo.
Me gustaria no tener miedos, pero aun sigo en el proceso de conocerme y aceptarme como soy y gracias post como este, uno puede conseguir y aprender muchas cosas sobre uno mismo.

Gracias..

Muchas gracias por tu comentario Susana. Coincido plenamente contigo en tu afirmación “es necesario aceptar lo que uno es y sus posibilidades y no querer ser de una manera determinada o ser lo que los demás quieren que seas(o que nosotros creemos que ellos quieren que seamos)”
Para mi esas es la parte más delicada a la hora de enfrentarse a cualquier cosa que nos ocurre a las personas sea miedo, tristeza y alegría.
Uff!! La exigencia que tu señalas es el otro punto clave en todo este asunto.
Me alegro mucho que este artículo te ayude a aceptarte tal como eres. Al fin y al cabo eso es lo único que importa

muy buen post

en mi opinion o en mi caso los miedos irracionales me lo provocaba por anticipar lo que los miedos que tenia racionales. lo que pasa que no me daba cuenta de dicha situacion entonces me encerraba mas en que me iva a pasar algo catastrofico para morirme.
hablo de los miedos como algo natural el problema para mi viene cuando esos miedos te impiden hacer vida . enfrentarse a situaciones embarazosas para mi es mucho mas reconfortante, en todos los sentidos, pues sino siempre estaria enganchado ami miedo y no me dejaria vivir.
embarazoso para mi puede ser el decir que no estas de acuerdo de algo en un grupo de amigos por ejemplo y que se ponga la gente en tu contra o quedar mal, estoy llebando a cabo desde hace tiempo mis propio impulsos lo que siento en cada momento y lo que decido sin dejarme guiar por los demas ,
una persona que me transmite miedo por su don de gente por ejemplo y que me pueda ridiculizar son con los que menos miramiento tengo, para entenderme mejor una persona que me trasmite miedo por algo de que veo superior ami son con las que mas me trabajo en decir las cosas claras y mosquearme si es necesario pues la satisfacion que te da luego me he dado cuenta que no tiene precio, dejando al lado como quedas si te van a cojer mania o si luego intentan joder atu persona, al decir que no estoy de acuerdo con esas persona que me da tanto miedo porlo que sea , me doy cuenta que los miedos que tengo son subjetivos o creados para defenderme de lo que no me gusta. lo dificil para mi el miedo irreacional viene e esta subjestionado por algo racional inconcientemente a lo que temes mucho y no te deja avanzar. dandote cuenta de ello y enfrentandote a ello ,el camino es mucho mas facil. saludos

Hola David. Gracias por leerme. Muy claro y concreto todo lo que dices. Has entendido perfectamente la idea que he querido transmitir. Saludos

Hola, alguna vez algún psicólogo se ha parado a plantearse la posibilidad de que sea la alimentación como eje principal en el trabajo de un psicologo o terapeuta?

Hola Quique. Muchas gracias por leer mi entrada. No se a que te refieres con tu comentario. La alimentación es la base de todo y para disciplinas como la homeopatía son esenciales. Siento curiosidad por que te expliques un poco mas. Muchas gracias.

Que forma más clara de expresar el temido MIEDO!!!

Muchas gracias Sonia!!

Leave a reply

Acepto la Política de Privacidad *

required*

Condición legal formulario