La reconciliación entre las víctimas y los ex miembros de ETA

 

Pocas veces me he conmovido tanto con  la lectura de un libro como me ha ocurrido con este. Mientras lo leía sentía una sensación de estremecimiento en el estómago y en varias ocasiones he llorado. Pero no lágrimas de tristeza. Todo lo contrario, lágrimas de alegría, orgullo y esperanza por la raza humana que es capaz de hacer una cosa tan impresionante como lo que se plantea en este libro.

Si un ser humano a la que han asesinado un familiar en un atentado, es capaz de mantener una conversación cara a cara con un arrepentido ex terrorista de ETA, cualquier cosa es posible.

Me parece un gesto tan valiente y honesto que me hace sentir un orgullo y esperanza inmensa en la raza humana.

 

“LOS OJOS DEL OTRO: Encuentros restaurativos entre víctimas y ex miembros de ETA”

En 2012 un grupo de presos pertenecientes a ETA, que habían abandonado la militancia tiempo atrás, encarcelados en la cárcel de Nanclares (Alava) realizan una petición al director de la cárcel: Desean contactar con víctimas de la banda terrorista para mostrarles su arrepentimiento y disculparse ante el sufrimiento que les causaron. Ante tamaña petición la Dirección de Víctimas del Terrorismo del gobierno vasco traslada esta petición a las propias víctimas. Cuando algunas de estas víctimas manifiestan su interés por encontrarse con los ex terroristas, dicha Dirección de Víctimas del terrorismo en connivencia con el gobierno central socialista, ponen en marcha un programa para llevar a cabo dichos encuentros.

Es lo que se conoce como “encuentros restaurativos” donde un grupo de mediadores y psicólogos preparan tanto a las víctimas como a los ex terrorista por separado para que el encuentro entre ambos, siempre en presencia de dicho mediador, sea lo más beneficioso posible para la víctima. Al ex terrorista no se les reduce su pena de prisión por realizar dichos encuentros.

“Los ojos del otro” narra la experiencia de los mediadores, víctimas y terroristas durante el tiempo que se dieron dichos encuentros restaurativos. La mayor parte de capítulos están escritos por los mediadores que participaron en dichos encuentros, escribiendo  sobre cada uno de los aspectos que hay que tener en cuenta para llevar a cabo de forma exitosa dichos encuentros.

La justicia restaurativa  es una modalidad del derecho donde se “enfatiza el hecho de que la persona ofensora tiene responsabilidades que asumir y obligaciones que satisfacer frente a las personas a quienes ha dañado, no solamente acometiendo reparaciones, incluyendo las simbólicas (ej. pedir perdón), sino también reparando las relaciones deterioradas entre ella misma, la víctima y la comunidad(Pag. 24-25). Frente a la justicia retributiva, que tiene a enfatizar el castigo penal y la estigmatización, la Justicia restaurativa se centra en sanar a la víctima, sin olvidar a victimario y su contexto social

El fin último de estos encuentros es permitir a las víctimas que expresen sus sentimientos al ex terrorista y, que le pregunte todo lo que necesite saber sobre el atentado. Aunque el ex terrorista pide perdón a la víctima, no es el fin del encuentro. Todas las víctimas que han participado en estos encuentros hablan de “cerrar una etapa centrada en la rabia, el odio y la indignación” para abrirse a algo completamente nuevo. Algo parecido ocurre con los ex terroristas, a los que les abruma la culpa y el auto desprecio.

Las víctimas que han participado en estos encuentros hablan de poder elaborar y cerrar un duelo. No todas las víctimas están preparadas para dar un paso así, algunas ni siquiera necesiten dar un paso así. El libro es muy respetuoso con aquellas víctimas que critican esta vía porque  la víctima que ha sufrido un atentado así por encima de todo merece respeto.

El fin último de la psicoterapia es la reconciliación . Unir lo que por diferentes motivos se desunió en un momento de la historia del paciente.  Para mí el modelo de intervención en psicoterapia que mejor refleja esta búsqueda de la reconciliación son las Constelaciones familiares. Bert Hellinger, la persona que sistematizó las Constelaciones familiares, bebe de diferentes corrientes de la psicoterapia: la orientación sistémica, el psicodrama, la programación neurolingúistica y, como he descubierto durante la lectura de este libro, también la Justicia Restaurativa.

 

MI INTERES EN EL CONFLICTO VASCO

Uno de los motivos por los que decidí realizar un post grado universitario en Bilbao cuando acabe la carrera (Experto en Terapia Familiar) en 1999 fue por mi curiosidad ante el conflicto vasco. Desconfiado con todo lo relacionados con los medios de comunicación quería experimentar por mí mismo lo que ocurría en el País Vasco; afortunadamente nadie de mi entorno ha sufrido ningún atentado de ETA motivo por el que trate de mantener una actitud lo más neutra posible hacía lo que ocurría en la sociedad vasca: Fui a actos institucionales en contra de los asesinatos de ETA. Fui a manifestaciones en favor de la independencia del País Vasco, incluso a un mitin político de la izquierda abertzale. Me relacionaba con vascos (Siempre estaré profundamente agradecido por su hospitalidad y por su paciencia ante mis comprometidas preguntas) Leí  libros sobre el conflicto vasco.

Y  la verdad es que no saque nada en claro de lo allí ocurría.

Años después he llegado a la conclusión de que debe ser parte de nuestra naturaleza el que los seres humanos matemos a otros seres humanos. El ser humano es capaz de hacer los actos más deplorables como matar a otro ser humano.

A la vez el ser humano es el único ser vivo conocido que es capaz de trascender y desarrollar todas sus potencialidades de amor, solidaridad y respeto hacia el prójimo; capaz de llevar a cabo los actos más bellos de la creación.

Para mí la valentía y honestidad que muestran tanto las víctimas como lo ex terroristas, supone un aliciente para despertarme por la mañana y disfrutar de la compañía de otros seres humanos.

Muchos pacientes me preguntan si pueden disfrutar de la vida y que desaparezcan los síntomas que les hacen sufrir. Si personas como tú y como yo han conseguido hacer un gesto tan bello y valiente como el que han hechos las personas que aparecen en el libro, tú y yo podemos soltar nuestros lastres sin  lugar a dudas.

Estos encuentros restaurativos dejaron de hacerse en el 2013 por una decisión del gobierno del PP. Me llena de rabia e indignación que las trabas para realizar estos encuentros estén regidos por principios políticos y económicos. Pero los políticos por mucho que se empeñen no pueden impedir que hagamos una sociedad mejor.

Si te ha gustado mi post, déjame un comentario y compártelo con tus amigos en redes sociales. Si quieres recibir las próximas actualizaciones de mi blog, suscríbete en mi lista de correos.

Imagen cortesía de Editorial Sal Terrae

 

About the author

Oscar Guinea (http://oscarguinea.com/) - Psicólogo especializado en adicciones, experto en terapia familiar y Constelaciones familiares. Desarrollo mi trabajo en mi consulta en Alicante conjunto con las tareas fascinantes de ser padre y blogger.

Similar Posts

Leave a reply

Acepto la Política de Privacidad *

required*

Condición legal formulario