Y tú, ¿cómo te relacionas con la gente?

Las personas necesitamos relacionarnos con otras personas. Es una necesidad fisiológica tan importante como alimentarse, beber o dormir. A lo largo de la historia de la psicoterapia muchos psicólogos han escrito sobre esto, entre los cuales destaca Jhon Bowlby y su teoría del apego. Algunos nombres que se han utilizado para referirse a este hecho son necesidades interpersonales, vínculo o apego.

Cuando una persona acude a mi consulta uno de los aspectos que siempre valoro es el tipo de vínculos que tiene esa persona – especialmente la relación que tiene con sus padres y hermanos, con los amigos, con la pareja, con los hijos, con los compañeros de trabajo, etc,- ya que desde mi experiencia es uno de los elementos más determinantes en el mantenimiento del problema que le lleva a ponerse en tratamiento.

En este artículo te invito a conocer la manera en que te relacionas o vinculas con la gente

El vínculo más importante que establecemos siempre es con nuestros padres, dependiendo de éste desarrollaremos una manera de relacionarnos con otras personas a lo largo de la vida.

Hay tres tipos de vínculos o apegos: apego seguro, apego ansioso y apego desorganizado.

 

Apego seguro

 En este tipo el cuidador, sea este uno de los progenitores o una persona que hace la función padre/madre demuestra cariño, protección, atención y disponibilidad a las necesidades del bebé. El bebé podrá desarrollar una idea de si mismo positiva y auto confianza. Como adulto se relacionará de forma cálida, estables emocionalmente y con facilidad para el contacto íntimo con el otro

Suelen ser personas  positivas, integradas, con perspectivas coherentes de sí mismo y flexibles en sus convicciones. Cuando se ponen en tratamiento es buscando el crecimiento personal: profundizar en el auto conocimiento para desarrollar sus potencialidades al máximo.

 

Apego ansioso

Se da cuando el cuidador está física y emocionalmente disponible sólo en ciertas ocasiones o está disponible y adopta una actitud excesivamente protectora hacia el bebé lo que facilita la aparición en el bebé de la ansiedad de separación y al temor a explorar el mundo.

Debido a esta inconsistencia en la disponibilidad se desarrolla una desconfianza hacia el entorno, una actitud crítica hacía uno mismo (“Qué estoy haciendo mal para que mis padres no me atiendan”) y la transmisión de los miedos del adulto al niño que dificultan la independencia. Conviven el fuerte deseo de intimidad y la sensación de inseguridad en relación a los demás.

Hay dos tipos:

  • Apego Ambivalente

El bebé busca la proximidad anticipando la inminente  separación. Así cuando el bebé intuye una posible separación reacciona con rabia. Cuando el cuidador está presente a pesar de necesitar el contacto hay una resistencia ante el mismo (Ej. evitar contacto físico)  La angustia provocada por la separación no es aliviada fácilmente por extraños.

El futuro adulto desarrollará una imagen  hacia sí mismo caracterizada por elevado nivel de exigencia, frecuente crítica hacia sus actos y necesidad de aprobación de las personas que le rodean ya que se percibe como inferior al compararse con los otros.

Suelen ser personas que presentan comportamientos muy centrados en ayudar a los demás. (ayuda)

 Estas personas sienten que las emociones dirigen su comportamiento sin poder controlarlas,  en estos casos el objetivo de la terapia es que aprendan a tomar distancia de sus emociones entendiendo la utilidad que tienen éstas.

  • Apego evitativo

El apego evitativo  se da cuando el cuidador primario deja de atender las señales de necesidad de protección del niño, lo que facilita la aparición de la creencia de desconfianza en el otro  y de conseguir las cosas por uno mismo, no pudiendo mostrar sus necesidades a otras personas. Acaban estableciendo la siguiente creencia: Si me apoyo en el otro mostrando mi vulnerabilidad y fragilidad me va a acabar abandonando, tengo que ser autosuficiente

Como adultos suelen ser personas con muchas dificultades para expresar lo que sienten

La psicoterapia estará centrada en facilitar el contacto con sus emociones sin descalificaciones ni juicios hacia las mismas.

 

Apego desorganizado

En este tipo de apego está muy asociado al abuso infantil, caracterizado éste por muestras de agresividad (verbal o física) de los padres hacia los hijos y descalificación continua entre los padres; o al abandono, entendiendo este como negligencias a la hora de atender las necesidades básicas de los hijos (alimentación, higiene, etc)

En el apego ansioso, hay algún cuidador (abuelos, tíos, hermanos mayores) que en algún momento compensa las carencias de los cuidadores primarios (generalmente los padres). En el apego desorganizado esto no existe.

Como adultos la forma en que se relacionan con las personas que depositan alguna confianza (pareja, amigos, etc) son imprevisibles y caracterizadas por un patrón de acercarse y alejarse  que genera mucha confusión en las personas.

La psicoterapia tratará de dar un sentido a su forma de relacionarse con la gente adoptando el psicólogo una actitud comprensiva, cercana y flexible  cuando el paciente  reproduzca los comportamientos de inestabilidad y aproximación-evitación con el propio psicólogo.

 

Cada persona tiene una manera única y peculiar de entender y relacionarse con el mundo que le rodea, que conformarán su realidad particular y ésta está directamente del tipo de vínculo se ha desarrollado en la infancia. Las cosas no ocurren por casualidad o por cuestión de suerte, entender que el tipo de vínculo que  establecemos con las personas condiciona nuestra forma de relacionarnos con ellas abre la puerta al cambio.

Mi meta en mi trabajo como psicólogo cuando trabajo teniendo en cuenta los vínculos es acompañar a las personas a una relación más estable entre ellos mismos y el mundo, donde sean capaces de dar y recibir de los demás de una forma más equilibrada.

Si te ha gustado mi post, déjame un comentario y compártelo con tus amigos en redes sociales. Si quieres recibir las próximas actualizaciones de mi blog, suscríbete a mi lista de correo.

Foto cortesía de dailymail (//www.dailymail.co.uk/health/article-1032599/A-babys-smile-just-tonic-mothers-natural-high.html?

 

 

 

 

 

About the author

Oscar Guinea (http://oscarguinea.com/) - Psicólogo especializado en adicciones, experto en terapia familiar y Constelaciones familiares. Desarrollo mi trabajo en mi consulta en Alicante conjunto con las tareas fascinantes de ser padre y blogger.

Similar Posts

2 comments

Muy interesante oscar

Gracias por leerme Manuel.
Me alegra que te resulte útil
Saludos

Leave a reply

Acepto la Política de Privacidad *

required*

Condición legal formulario