Scroll

Lo que deberías saber sobre un psicólogo

 

Hay mucho desconocimiento en relación a los psicólogos y su trabajo. La visión que sobre ellos se dan en el cine o en la literatura está llena de clichés e ideas estereotipadas muy alejadas de la realidad.

Cada psicólogo, como cada persona es diferente. En este artículo, teniendo en cuenta mi formación y mi experiencia profesional, describo como yo entiendo la profesión de psicólogo

 

  • Un psicólogo es alguien tan perdido como tú en la vida. Ha experimentado pérdidas a lo largo de su vida, tiene heridas emocionales que todavía no han cicatrizado y problemas por resolver; y tiene la valentía suficiente para reconocerlo y no avergonzarse por ello.

 

  • El psicólogo es un individuo normal que estudio una ciencia que analiza la conducta de las personas. Que comprenda la conducta de otras personas no significa que siempre deba actuar correctamente.

 

  • “Yo soy un poco psicólogo como tú, pues la gente me cuenta sus problemas y yo les doy consejos”. Es bastante común que la gente que acude a mi consulta diga algo así en algún momento de la terapia. Hay muchos mitos alejados de la realidad en relación a la psicología.

 

  • Lo que para ti es un problema, para el psicólogo es una llamada de auxilio. Al igual de que la fiebre nos advierte de que algo malo le ocurre a nuestro organismo; tus síntomas y problemas reflejan un desequilibrio emocional profundo.

 

  •  Los síntomas en su origen eran soluciones para problemas emocionales. Cuando los ordenadores  no se actualizan  se quedan obsoletos y desfasados;  con el tiempo los síntomas dejaron de ser eficaces, pero como la persona no tiene otras alternativas los mantiene.

 

  •   El psicólogo te ayuda a descubrir los problemas emocionales que se esconden tras los síntomas y que tú no puedes ver.  Los problemas o síntomas que llevan a una persona a ponerse en tratamiento son la punta del iceberg, que ocultan lo que realmente le ocurre a la persona –La parte del iceberg que permanece oculta-, que es donde se encuentra la solución para los problemas.

 

  • Para un psicólogo no existen personas normales o anormales, sólo personas con dificultades.

 

  • El psicólogo y el paciente estás aprendiendo continuamente el uno del otro. El psicólogo es como un espejo que refleja los “puntos ciegos” de la persona, y el psicólogo en la interacción con el paciente descubre sus propios “puntos ciegos”.

 

  • Un psicólogo actúa ayudándote a que observes  los comportamientos inconscientes, buscando lo mejor de ti

 

  • Es esencial que un psicólogo este en tratamiento con otro psicólogo en algún momento de su vida. En primer lugar para experimentar como se siente una persona que va al psicólogo. En segundo lugar porque el psicólogo sólo puede ayudar a las personas cuando éste ha resuelto sus propios problemas.

 

  • Un psicólogo no se carga con los problemas de los demás. Está entrenado para ello, por este motivo NUNCA hace terapia fuera de su consulta.

 

  • La sesión con un psicólogo es como un laboratorio donde el paciente puede experimentar cosas difíciles de llevar a cabo en su vida cotidiana.  Así el psicólogo está entrenado para acompañar al paciente sin juicios en la rabia, en la tristeza, en la alegría, el miedo y el amor.

 

 

  • El psicólogo generalmente dice lo que no deseas escuchar, por eso en ocasiones su labor es dolorosa.

 

  • El psicólogo se compromete a cumplir un código ético, donde el paciente nunca puede recibir daño por parte del psicólogo.

 

  •  UN psicólogo no resuelve los problemas, te muestra salidas al sufrimiento. Sus capacidades, como todo lo humano, son limitadas

 

  • No hay psicólogos mejores que otros, como con las personas hay psicólogos con los que conectas mejor.

 

  •  Los psicólogos son imperfectos y como cualquier ser humano puede caer en la lujuria, la gula, la codicia, la pereza, la envidia, y la soberbia.

 

  • Ser un profesional significa decir al paciente lo que “necesita” para movilizarse hacia el cambio, no lo que “desea” para seguir estancado; lo que a veces provoca rabia en la persona que consulta.

 

  • Cada ser humano es único y cada caso es único. El psicólogo crea una nueva terapia para cada paciente, olvidándose de los protocolos.

 

  • El psicólogo está más interesado en el “para qué” de un comportamiento que en el “por qué”

 

Si te ha gustado mi post, déjame un comentario y compártelo con tus amigos en redes sociales. Si quieres recibir las próximas actualizaciones de mi blog, suscríbete a mi lista de correo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.